LA PERIOSTITIS: ENEMIGO DE LOS CORREDORES

Periostitis Tibial
Periostitis Tibial
- en Salud

La periostitis tibial, patología frecuente entre corredores y sumamente molesta que se presenta en la tibia, que es el segundo gran hueso que conforma tu pierna el inferior. El padecimiento de la periostitis tibial, es un dolor que se enclava en la parte interna y frontal de la tibia.

La periostitis tibial es una lesión por sobreexigencia progresiva y conforme se presenta, aumenta el dolor, lo que provoca que caminando también lo padezcas.

La tibia soporta una gran carga, sobre todo cuando nos exponemos a bajar corriendo de forma descomunal en una bajada que normalmente es donde a la mayoría nos gusta darle velocidad a nuestra corrida, pero ojo, también aquí hay que correr con cuidado para que no exista este tipo de lesiones que en dicha zona puede provocarse hasta una fractura por estrés, siendo una lesión que te puede incapacitar no solo de correr, sino de caminar bien por un determinado tiempo.

Periostitis Tibial
La periostitis tibial es un padecimiento común en los corredores que se puede tratar y prevenir a tiempo.

 

 

 

CAUSAS COMUNES

CAMBIOS EN EL ENTRENAMIENTO

  • Cambios de superficie de entrenamiento (más dura o más elástica).
  • Cambios de intensidad de entrenamiento.
  • Cambios de inclinación del terreno donde entrenamos (subidas y bajadas).
  • Cambios en la técnica de carrera.
  • Reincorporación al entrenamiento tras un reposo (vacaciones, gripe, etc.).
  • Cambios en el calzado de entrenamiento (menos amortiguación, menos estable, más minimalista).
  • Cambio o falta de plantillas (si se usan).

PROBLEMAS BIOMECÁNICOS

  • El Varo de rodillas.
  • Pies muy pronadores.
  • Falta de flexibilidad.
  • Déficit de rotación interna de cadera, etc.

PROBLEMAS MÉDICOS/FISIOTERAPIA

  • Metabólicos (deshidratación, anemia, diarrea, diuréticos, etc.).
  • Suplementos inadecuados (exceso de creatina, etc.).
  • Estiramientos ineficaces.
  • Masaje de descarga insuficiente por la carga o volumen de entrenamiento.

 

Toma en cuenta todas estas causas y verifica con tu médico que esta pasando para que pronto estés regresando a entrenar y correr en competencias. Nada te detiene.