ÁCIDO LÁCTICO Y EL CORRER

- en Salud

El ácido láctico o lactato es un compuesto químico que participa en diversos procesos dentro del cuerpo; la mayoría del tiempo se ha tenido la idea equivocada que el lactato es un producto de no nos beneficia, pero es incorrecto.

El ácido láctico se produce de forma continua tanto en actividad anaeróbica como en reposo o haciendo ejercicio moderado. Cuando se corre lentamente el lactato circula y es utilizado por tu cuerpo, ya que interviene como intermediario metábolico que colabora como fuente de energía.

Esto quiere decir que el correr lento, provoca que tu cuerpo descomponga la glucosa para obtener energía, siendo un producto positivo. Cuando corremos lento tu cuerpo recicla el ácido láctico en energía y eficientemente expulsa los productos de desecho.

El problema es cuando se inicia a correr a un ritmo más rápido, el cuerpo requiere de más energía, por lo que el ácido láctico comienza a aumentar, provocando que en algún punto no importando el ritmo sea lento o rápido de forma constante, la producción de ácido láctico será demasiada que el cuerpo perderá la habilidad de convertir el lactato de nuevo en energía.

Este punto se le conoce como umbral de lactato, el cual se caracteriza por una elevada cantidad de ácido láctico, una reducción de la fuerza muscular y la velocidad.

Pareciera que el ácido láctico es el evidente problema, pero no es así, sino la acidosis que se origina a la parta del aumento de la producción del ácido láctico.

La acidosis que produce tus músculos no pueden seguir trabajando a la misma intensidad, esto causado por los iones de hidrógeno que interfieren en la generación de energía.

El simple hecho de que el cuerpo no produjera ácido láctico, provocaría que la acidosis se procesara más rápido de lo habitual, generando una fatiga de inmediato.

El ácido láctico es importante para realizar cualquier actividad física, lo que realmente hay que cuidad es la acidosis muscular, para que puedas seguir corriendo mucho más rápido y por más tiempo.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*