5 CONSEJOS PARA UN DESAYUNO SALUDABLE – 1RA. PARTE

- en Nutrición

El desayuno es vital para iniciar el día por lo que es importante que tu alimentación sea balanceada y nutritiva, aquí te damos la primer parte de 5 consejos importantes para un desayuno saludable.

DESCANSA 7 U 8 HORAS AL DÍA

Un buen desayuno pasa por levantarse descansado habiendo dormido las horas suficientes. Con que te pongas el despertador 10-15 minutos antes de lo habitual es más que suficiente.

DESAYUNA DESDE PRIMERA HORA

Recuerda que una de las funciones del desayuno es romper el ayuno nocturno y proveer al organismo con nutrientes esenciales y energía para empezar el día. Si te cuesta desayunar a primera hora, o no tienes tiempo suficiente por la mañana, parte el desayuno en dos tomas, o prueba con raciones pequeñas. También ayuda a despertar el apetito empezar con toda tus rutinas de higiene diarias y dejar el desayuno para el final, antes de salir de casa. Así te das tiempo a despabilarte del todo.

DEJA HECHO PARTE DEL DESAYUNO DESDE LA NOCHE ANTERIOR

Para los batidos de frutas congela las porciones de fruta para una ración en porciones individuales, ya peladas y listas para meter en la batidora. Puedes dejar macedonias hechas antes de irte a dormir siempre que las conserves en recipientes herméticos en la nevera y te asegures de poner algún cítrico exprimido para evitar la oxidación de las frutas. Los patés vegetales caseros aguantan perfectamente una semana en la nevera, como el hummus en todas sus variantes.

DESAYUNA PROTEÍNA

Han aparecido varios estudios, que muestran el posible beneficio de aumentar la cantidad de proteínas en el desayuno en el control del peso y la saciedad. Mientras esperamos a que la comunidad científica termine de corroborar este hecho, y como desde el punto de vista teórico el efecto saciante de las proteínas es esperable al tardar más en digerirse que las grasas y los carbohidratos, no es descabellado aumentar el contenido proteico del desayuno. No se trata de consumir más proteínas, sino de redistribuirlas durante el día: reduce las porciones de alimentos proteicos de la comida y/o cena y auméntalos en el desayuno.

DESAYUNA FIBRA

El desayuno, que sea cargado… de fibra. Cuanto más azúcar tenga tu desayuno, más fácil será de digerir, con lo que tendrás hambre antes. Si añades frutas y verduras, escoges granos integrales, frutos secos o incluso legumbres en forma de patés, estarás contribuyendo al aumento de fibra del desayuno, con lo que controlarás el apetito mejor durante la mañana.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*