MARATÓN FEMENIL DOHA 2019: EL MARATÓN MÁS DURO DE LA HISTORIA

Ruth Chepngetich atraviesa de línea de meta este sábado en Doha en primera posición. Foto: ALEXANDER HASSENSTEIN GETTY
- en Noticias

El maratón femenil del Campeonato Mundial de Doha 2019, ha sido considerado por los expertos como el más duro de la historia por las condiciones climáticas que se presentaron durante la prueba.

En Doha 2019 se presentaron altas temperaturas, elevada humedad y demasiados desmayos de las atletas, aun a pesar de que la prueba de maratón se realizó a medianoche, las condiciones no eran las más favorables. Varios medios de comunicación llegaron a especular en los días anteriores con que el maratón iba a ser suspendido según el protocolo de seguridad de los atletas, pero la Federación Internacional de Atletismo IAAF,  representada por Sebastian Coe, anunció en un comunicado, unas horas antes del inicio del mismo, que las previsiones permitían la disputa del evento atlético sin modificación alguna.

La ganadora del oro en el maratón de Doha, Ruth Chepngetich, flanqueada por Rose Chelimo (a la derecha) y Helalia Johannes.
Foto: LAVANDEIRA EFE

Fue así como la keniata Ruth Chepngetich logró la medalla de oro con un crono de 2:32:43, la medalla de plata fue para la también keniata Rose Chelimo que ingreso a la meta con un crono de 2:33:46 y en tanto que la medalla de bronce fue para Namibia por medio de Helalia Johannes con un crono de 2:34:15.

Chepngetich, era la favorita de la prueba, siendo la mejor del 2019 con un tiempo de 2:17:09, logrado en junio en Dubai y siendo la tercera mejor marca de todos los tiempos en la distancia.

El maratón femenil de Doha 2019, será recordado por las condiciones extremas a las que se sometieron las atletas, las imágenes hablan por si solas, donde hubo sillas de ruedas y paramédicos por doquier, la temperatura inicial del maratón fue de 32.7 grados centígrados, con una humedad del 73.3% informaron los organizadores.

Sviatlana Kudzelich, de Bielorrusia, reacciona tras pasar por línea de meta.
Foto: ALEXANDER HASSENSTEIN GETTY

Volha Mazuronak, quinta clasificada, resumió en varias frases lo que la mayoría pensaba: “La humedad mata. No hay aire para respirar. Pensé que no terminaría. Ha sido una falta de respeto para las deportistas”.

Los servicios de emergencia se vieron rebasados al tener a múltiples atletas agotados para ser atendidos, mientras que las atletas que resistieron fueron recibidos por el público por lograr completar el maratón.

Si en Londres 2017 abandonaron 14 de 92, en el infierno catarí arrojaron la toalla 25 de 68

La corredora israelí Lonah Chemtai Salpeter se echa agua en la cabeza.
Foto: MARTIN MEISSNER) AP
Helalia Johannes, corredora de Namibia, exhausta tras pasar por meta.
Foto: ALI HAIDER EFE
Anne-Mari Hyrylainen (en el centro), de Finlandia, se refresca junto al resto de corredoras en un momento de la prueba. Foto: NOUSHAD THEKKAYIL EFE
Tres de las deportistas que participaban en el maratón, durante la carrera.
Foto: DAVID JOSEK GETTY
Una corredora es atendida por personal médico.
Foto: ALI HAIDER EFE
Vista de las participantes durante la competición.
Foto: MARTIN MEISSNER AP
Una computadora muestra la temperatura de las atletas mientras participan en el maratón.
Foto: MATTHIAS HANGST GETTY
La keniata Ruth Chepngetich (en primer término) encabeza la competición.
Foto: MATTHIAS HANGST GETTY
Una atleta, incapaz de seguir en la prueba, es trasladada en ambulancia.
Foto: ALEXANDER HASSENSTEIN GETTY
Volha Mazuronak, quinta clasificada, resumió en varias frases lo que la mayoría pensaba: “La humedad mata. No hay aire para respirar. Pensé que no terminaría. Ha sido una falta de respeto para las deportistas”. En la imagen, la atleta bielorrusa (a la izquierda) y Salome Rocha, de Portugal, se echan agua durante la competición celebrada en Doha.
Foto: DYLAN MARTÍNEZ REUTERS
Johanna Backlund, de Suecia, en un momento de la competición en Doha.
Foto: NARIMAN EL-MOFTY AP
Si en Londres 2017 abandonaron 14 de 92, en el infierno catarí arrojaron la toalla 25 de 68. En la imagen, la italiana Giovanna Epis (en el suelo) recibe atención médica durante la prueba.
Foto: ALI HAIDER EFE
La keniana Ruth Chepngetich, tercera en el ‘ranking’ mundial de todos los tiempos, conquistó en ‘la caldera’ de la bahía de Doha el ‘maratón de la supervivencia’ y se colgó de madrugada la primera medalla de oro. En la imagen, Rutendo Joan Nyahora, de Zimbabue, se refresca durante la prueba. Foto: MATTHIAS HANGST GETTY
La atleta italiana Giovanna Epis recibe atención médica.
Foto: ALI HAIDER EFEDOHA

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*