MICHAEL WARDIAN CORRE 422 KILÓMETROS EN 63 HORAS EN LA QUARANTINE BACKYARD ULTRA

- en Noticias

El ultramaratonista estadounidense Michael Wardian, participo en la carrera virtual Quarantine Backyard Ultra junto con más de 2,400 atletas de 55 países del mundo y logro superar dicha prueba en 63 horas sin dormir.

Wardian, es conocido por participar en carrera de asfalto y de montaña en diversas partes del planeta, es plusmarquista delWorld Marathon Challenge tras completar en siete días consecutivos los 42K de la Antártida, Chile, Miami, Madrid, Marruecos, Dubai y Australia cronometrando menos de tres horas en cada uno de estos maratones y ahora sumo un palmarés más a su carrera deportiva en una hazaña sobrehumana al lograr completar una carrera de 420 kilómetros en 63 horas sin dormir, competencia realizada como alternativa a la cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID-19.

La carrera fue obra del famoso Gary «Lazarus Lake» Cantrell, creador y organizador del mítico Barkley Marathon, la carrera más dura del mundo, en donde la regla de los atletas fue correr 4.16 millas por hora o lo que es lo mismo 6.69 kilómetros, iniciando todos a la misma hora, así hasta que un corredor es capaz de dar una vuelta más que otro competidor.

Los dos corredores que se mantuvieron hasta el final de la carrera virtual fue el estadounidense Michael Wardian que corrió al aire libre en su vecindario en Arlington, Virginia mientras que el corredor checo Radek Brunner, lo hizo en la caminadora que compro la semana previa a la cuarentena en la República Checa. Wardian superó a Brunner en donde ambos corredores se enfrentaron virtualmente durante 16 horas, esperando a que el otro cayera rendido de cansancio, impresionante prueba mental.

Dentro de los(as) competidores(as) presentes en la Quarantine Backyard Ultra, estuvieron corredores elite como la campeona del Ultra-Trail del Mont-Blanc 2019, Courtney Dauwalter, la campeona del Big’s Backyard 2019, Maggie Guterl, el campeón de Badwater 2014, Harvey Lewis y el campeón del Last Vol State 500K Greg Armstrong, por mencionar algunos.

La hazaña atlética fue presenciada mediante la plataforma tecnológica Zoom, donde todos los corredores pudieron constatar del final de esta agotadora prueba. Mencionar que solo 71 corredores fueron capaces de completar el primer día, incluyendo a un chico de 13 años, Ben Tidwell, también de Virginia. Al final del segundo día, sólo Wardian y Brunner consiguieron seguir presentes en la prueba virtual.

Ambos corredores se veían fuertes mientras luchaban durante todo el día separados a miles de kilómetros de distancia. Parecía probable que iban a llegar hasta un cuarto día; sin embargo, surgieron problemas para Radek Brunner al comienzo de la vuelta 63.

Aunque parecía saludable a través de Zoom, un problema con el inicio de la carrera en la cinta justo cuando el reloj marcaba la hora exacta para empezar, hizo que Brunner fuera descalificado por no ajustarse a las reglas oficiales de la prueba.

El repentino final desencadenó una oleada de reacciones a través de las redes sociales, con reacciones de todo tipo, de apoyo y desaprobación del controvertido final. Sin embargo, los organizadores se mantuvieron firmes en la decisión de descalificar al checo.

Wardian tuvo noticias de la descalificación de su Brunner en la vuelta 63 y voló hasta el final, terminando en 31:05, su parcial más rápido de la carrera en los 6,69 kilómetros de cada vuelta. Su kilometraje final fue de 421,6 kilómetros y no durmió durante las 63 horas que duró la carrera.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*