CORRER ES UN ESTILO DE VIDA

- en Tips y consejos

Probablemente te hayas hecho esta pregunta. ¿Correr es un estilo de vida? Es común que los(as) corredores(as) principiantes comiencen a correr con mucho entusiasmo y esforzándose al máximo, pero ejercer tanta presión sobre el cuerpo causa dolor innecesario y normalmente tiene consecuencias negativas.

Existen diversas razones del por que corremos y notamos cambios en nuestra vida, ya sea para adelgazar, por salud física y mental,  por divertirnos, etc. pero generalmente al comenzar a correr el cuerpo se adapta a las diversas condiciones que con el entrenamiento y el tiempo van siendo habituales; logrando que naturalmente el correr sea un estilo de vida; llegando a ser parte vital de la vida diaria de toda persona. Esto provoca que te enganches totalmente para poder lograr un estado de bienestar equilibrado con tu cuerpo, sobre todo en estos tiempos tan difíciles que actualmente vivimos en medio de una pandemia.

Correr, no solo esta de moda, correr es un deporte relativamente «barato» en comparación a otros deportes de conjunto o individuales que requieren de mayores utensilios u OutFit. Correr es una diversión total, pues el cuerpo explota y se llena de un veneno positivo que fortalece el interior.

Correr se puede realizar en cualquier momento y donde quieras. Sea cual sea la razón o motivo que tengas, correr se ha vuelto el deporte donde más personas están queriendo enfocarse para verse diferente.

El running como un estilo de vida

Es fácil engancharse cuando corres. Correr se vuelve adictivo, es un deporte que conforme te adentras exige una planificación en todos los sentidos: en el presupuesto, en la alimentación, en la autoestima, en el crecimiento personal y deportivo. Se puede realizar de forma individual y colectiva. Se mejora rápidamente y se puede competir en cualquier momento. Compites contra ti mismo(a). Al poco de tiempo de iniciar en el running, los cambios se vuelcan de inmediato, sirve para hacer nuevas amistades, incluso disminuyen los trastornos depresivos o negativos.

Todo corredor lo dice en un principio: «correr, es duro, no es nada fácil» así lo es, pero el momento de mejorar de acuerdo al umbral personal siempre llega y sobre pasando esa pequeña línea se puede mejorar enormemente. Correr se vuelve algo necesario en tu vida, se convierte en un estilo de vida que no puede dejar de realizar.

Es indispensable que tomes en cuenta que para correr no tiene por qué ser un proceso doloroso. Siguiendo un enfoque y técnicas adecuadas, correr es uno de los mejores ejercicios para conservarse en buena forma y mantener una buena salud; un entrenamiento adecuado y una buena planificación te ayudarán a iniciarte en este deporte y en poco tiempo podrás alcanzar y superas tus metas.

Todo(a) corredor(a), puede evolucionar al punto de volverse un(a) corredor(aa) eficiente y que posee una técnica y forma de correr más inteligente; de esta forman, obtendrá el máximo beneficio que este deporte ofrece. Por ello, es requerido tener bien claro las metas viables y placenteras, y poner en marcha programas de entrenamiento bien estructurados y asequibles.

Así mismo, los programas de acondicionamiento y fortaleza que te permitirán mejorar tu condición física y crear una buena base muscular, que a la larga beneficiará tu fuerza en general y tu capacidad de movilidad durante tus actividades diarias.

Por otro lado, es vital que tomes en cuenta el asesoramiento de un entrenador o coach deportivo que ofrezca consejos y estrategias para perfeccionar tu desempeño antes, durante y después de una carrera, sin importar si es tu primer carrera o se trate de tu vigésimo maratón.

Todos los días son buenos para correr

Inicia tu día poniéndote los tenis y trasládate al lugar donde usualmente corres, explora nuevas rutas, conoce nuevos lugares y personas. Correr te da libertad, te da poder para superar los obstáculos del día a día. Correr lo puedes realizar cuando te apetezca, ya sea en un día soleado o lloviendo, no importa, la tormenta o el viento no va a detenerte para conseguir la meta que tienes proyectada en tu próxima competencia ya sea en un 5K, 10K, 21K, 42K o un ultramaratón.

Cuando corres liberas tu mente, te olvidas del estrés y puedes pensar de forma transparente. Cuando sales a correr los fines de semana nos da tiempo de analizar cualquier tipo de problema o situación pendiente de resolver.

Correr te vuelve disciplinado(a) en todas las acciones de tu vida, ya que el correr te fomenta ser responsable contigo mismo(a). El correr tiene un componente espiritual que no tienen otros deportes.

No todos lo entienden, no todos saben por que los corredores o corredoras corren, existe un impulso que te empuja de forma casi invisible a ello. Correr te da una sensación de superación y de adicción a mayores niveles de adrenalina, desafía la pereza y a ser mejor cada día. Correr es algo físico y mental, es una sensación indescriptible.

No existe corredor o corredora que no se lesione, pero a la vez no existe corredor o corredora que no se levante para superar los obstáculos que se les anteponen. El dolor es parte indisoluble de la vida del runner. Nos da la obsesión de marquitis, siempre queremos superar nuestra propia marca e ir más rápido. Hay que ser muy inteligente para saber como correr, pero también inclusive ser muy inteligente en escoger tu próxima carrera.

Ser runner es un componente gregario. Ser runner implica sacrificio, ser runner implica esfuerzo, ser runner implica ser audaz, ser runner implica nunca detenerse ante nada ni nadie.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*