MUERE DICK HOYT, EL PADRE QUE CORRIÓ MÁS DE 1,000 CARRERAS ACOMPAÑADO DE SU HIJO TETRÁPLEJICO Y CON PARÁLISIS CEREBRAL

- en Noticias

Prácticamente todo el mundo que disfruta con las carreras de larga distancia conoce la inspiradora historia del «Team Hoyt». Dick y Rick Hoyt, un padre y un hijo que completaron juntos más de 1.000 carreras entre maratones, ironmans y triatlones. Pero la singularidad de este dúo es que Dick corría empujando la silla de su hijo con parálisis cerebral. Un «padre coraje», un ejemplo para todos, una leyenda que ha fallecido a las 80 años, tras varios años luchando contra graves problemas de salud.

Siempre quedarán grabadas en las retinas de todos la imágenes de Dick empujando la silla de su hijo en cantidad de eventos deportivos, incluidos 32 maratones de Boston, donde eran ya un clásico.

Su primera carrera fue en 1977, tras la que Rick confesó a su padre que durante las cinco millas que duró la prueba nunca se sintió discapacitado. Ese fue el momento en el que Dick dio a luz al «Team Hoyt».

Juntos se convirtieron años después en el primer dúo en terminar un ironman (3.9 km nadando, 180 km en bicicleta y 42.2 km corriendo). Y para tal proeza, Dick empujo a su hijo Rick, en una balsa nadando, en un tándem pedaleando en su bici y en una silla rodante corriendo.

Tal era la devoción del padre por su hijo y la felicidad que éste experimentaba con su padre, que la pareja decidió cruzar Estados Unidos en bicicleta, completando 6,000 km en un mes y medio en 1992.

Dick, una inspiración para todos los padres, se ocupó de que su hijo viviera dignamente para que disfrutara de uno de los placeres de la vida que la biología le negó: el deporte.

En paz descanse Dick Hoyt, un gran ejemplo para millones de deportistas en el mundo.

Fuente: El Mundo.

{ñl{ñl

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*