LA CLAVE DEL CORE PARA LOS(LAS) CORREDORES(AS)

- en Salud

El core, grupo de músculos compuesto por el abdomen, la espalda baja y los glúteos; mantienen el control y la estabilidad de la parte baja del torso y la pelvis.

LA CLAVE DEL CORE

La clave para lograr un movimiento eficiente del cuerpo consiste en mantener la estabilidad de la pelvis y la columna vertebral recta (bien alineada); durante una carrera los brazos y las piernas se mueven de manera cíclica, y la función del core consiste en estabilizar todo el cuerpo. 

La región lumbopélvica comprende la parte inferior del torso y la pelvis; anatómicamente es una intersección importante, donde se juntan las fuerzas de las partes superior e inferior del cuerpo al momento de correr.

FUERZA A TRAVÉS DE LA ESTABILIDAD

Es común que al hablar del abdomen venga a la mente la imagen del «lavadero», que representa a los músculos del recto abdominal. De hecho, existen muchos grupos de músculos abdominales que en conjunto controlan el movimiento de la pelvis y la columna vertebral en los tres planos de dirección. Sin embargo, durante una carrera su función consiste en resistir movimientos no deseados en el torso.

PARTE DELANTERA DEL CORE

Los músculos abdominales estabilizan el núcleo del cuerpo o core, con la ayuda de los músculos del pecho. Los hombros y los brazos requieren una plataforma estable que les permita moverse cíclicamente; además, también contribuye al equilibrio durante el movimiento de las piernas, lo que ayuda fijar un ritmo al momento de correr.

TRANSVERSO DEL ABDOMEN

Es el más profundo de todos los músculos abdominales, situado debajo del oblicuo interno y el recto abdominal. Sus fibras horizontales permiten crear una especie de malla alrededor de los órganos, la columna vertebral y las costillas, lo que crea un efecto de compresión que provee estabilidad en el torso.

LOS MÚSCULOS ABDOMINALES

Los músculos abdominales controlan los movimientos del core y ayudan a que mantenga su estabilidad durante una carrera. Fortalecer estos músculos ayuda a optimizar la estabilidad de todo el cuerpo y a mejorar el estilo de correr.

  • RECTO  ABDOMINAL: Este grupo de músculos, que se origina en el borde superior del pubis y se inserta en la quinta, la sexta y la séptima costillas, controlan el movimiento desde la parte delantera de la pelvis hasta la caja torácica y de regreso.
  • OBLICUO EXTERNO: Se origina en la base de las costillas inferiores y se inserta en la línea alba, la cresta del ilion (cadera) y la cresta del pubis. Controla la inclinación lateral y la rotación del torso.
  • OBLICUO INTERNO: Se origina en la cresta del ilion y del ligamento inguinal y se inserta en la línea alba y en la octava, la novena y la décima costillas. Es el principal responsable de controlar la rotación del torso.
  • TRANSVERSO DEL ABDOMEN: Este músculo proporciona estabilidad a la región lumbopélvica a partir de la compresión, sus varios puntos de agarre unen a la pelvis, las costillas inferiores y el tejido conectivo del abdomen.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*